17.11.09

Taller de escritura 6. Los adjetivos

 Hoy propongo un ejercicio complicado en donde tendremos que demostrar un gran dominio del idioma escrito.
Vamos a relatar una situación, una escena, la que nos guste a nosotros, pero SIN adjetivos explicativos. No deberemos poner ningún adjetivo inútil pero nos tiene que quedar la escena creible y fotográfica.
Pongo un pequeño ejemplo:
  La habitación del niño estaba montada por una madre que no sabía diferenciar edades. Los muñecos eran de peluche pero los juegos que rodeaban la cuna más parecían de mozalbete que de un bebé recién nacido. Un tirachinas y un catalejo colgaban de una de las barras laterales mientras en otra un coche de bomberos se sujetaba con una cuerda roja al barrote. El bebe lloraba sin recibir consuelo.
Podríamos haber optado por trabajarla con adjetivos y nos podría haber quedado así:
La inmensa habitación del niño estaba montada por una madre extraña que no sabía diferenciar edades. Los muñecos eran nuevos y de peluche pero los juegos que rodeaban la cuna más parecían de mozalbete crecido que de un bebé recién nacido. Un tirachinas usado y un catalejo viejo colgaban de una de las barras laterales mientras en otra un coche de bomberos se sujetaba con una larga cuerda roja al barrote. El bebe lloraba desconsoladamente.

No se trata de escribir sin ningún adjetivo, sino de intentar dosificarlos y sobre todo, de practicar, jugando con la escritura. Muy posiblemente el primer ejemplo sea suficiente para crear la escena y con menos palabras. Muchas veces los adjetivos no aportan nada a la historia. ¿Es importante saber que el catalejo era viejo?, posiblemente no, lo importante será enterarnos por qué la madre deja colgados esos objetos de la cuna.